fbpx

Caprichos tiene la sed

Miguel Godos Curay
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. (Por: Miguel Godos Curay) Los piuranos de hoy le temen al agua como los gatos. Ayer las lluvias eran anticipo de la bendición de los temporales, de la siembra generosa y natural de algarrobos en el desierto. De ello se encargaban los asnos y los hatos de cabras que asomaban por todos los rincones. En la Piura de antaño a los lecheros que proveían a la familia se les conocía como “pura leche”. Atendiendo a la pureza y calidad del producto. A los de leche “bautizada” como “leche aguada”. El mismo apelativo tenían los recién casados que no acertaban con la preñez esperada por toda la familia. El extremo mayor era llamara “pistolita de agua” al que sus disparos personales no surtían efecto.

En el inventario de aguas fragantes no faltaba la lavanda de Yardley comerciada por los contrabandistas de Paita. En Morropón “agua de lavanda” se llama al lavado de los genitales utilizado como ingrediente esencial de la magia amorosa. El menjurje no falla. Las brujas lo recomiendan con chicha aguada o con refresco. Surte rápido efecto. En algunos lugares se llama “agüita de cualquier cosa…”a la que cumple el mismo propósito pero su origen es diferente. Lavativa era esa práctica de las abuelas para acabar con el empacho y el estreñimiento infantil. Se elaboraba con manzanilla, agua tibia, glicerina y jabón. Para la tortura se empleaba una bombilla parecida a la del peluquero. Los futbolistas se purgaban antes de un encuentro con refresco de tamarindo espeso y sen.

Al bebedor compulsivo se le llama “aguachento”. A las paltas blandas y remaduras aguachentas. Y el agua que se emplea en la Santa Misa “agua de cáliz” y se utiliza en los rituales para restituir la salud. En el mismo instante de la muerte de un deudo se colocaba inmediatamente cerca del lecho y durante nueve días un vaso con agua para la invisible sed del alma. El agua se evapora con una velocidad increíble según el estado del alma.

En Piura el agua hervida es conocida como “agua de olla” se siente el hervor. El agua de río es color de la chicha por su nivel de turbidez. Aguatero en Tambogrande, Chulucanas y Morropón es el dispensador de agua fresca para las tinajas y para anticipo de su proximidad suena la campanilla. El agua se expende por latas al igual que los granos de trigo en la sierra. Aguatero es el utilero dotado de sus botellas prodigiosas acompaña al equipo de fútbol. En los tradicionales prostíbulos es el proveedor de agua para “la higiene” de las niñas.

Rio Quiroz 02El agua que consume Piura viene de los páramos andinos amenazados por la minería

En las rancias familias piuranas no faltaba el aguamanil para el obligado lavado de manos, antes y después, de las comidas. El agua filtrada en la piedra de estilar caía , gota a gota, en los cántaros obesos. Era agua fresca y helada, pura y deliciosa. Agua salobre brotaba de los pozos perforados cuando el acuífero empezaba a agotarse. El agua de malvas es parte del recetario familiar de las abuelas. Una tisana medicinal antinflamatoria con propiedades cicatrizantes. Por extensión alude a las soluciones que no son solución.

Agua de pasas es el producto del remojado de las uvas secas negras utilizada para desinflamar los orzuelos. Agua bendita de la Pascua Florida el terror del demonio. Los abuelas bendecían cada rincón de la casa y en especial del vestíbulo para que don sata no atraviese el umbral. El piurano bebía agua de botella con el calificativo de mineral embotellada por Cassinelli. Y competían por su calidad el agua de Catacaos en donde se encontraban las embotelladoras de gaseosas, la del Chira en Sullana y la del Arenal de Paita. Agua negra es el agua servida de los albañales y alcantarillas. Un decir de nuestras viejas era el “agua que no haz de beber mejor déjala correr”.

Agua es vida pero en Piura las poblaciones aledañas al río Piura las poblaciones tiemblan por los desproporcionados desbordes que arrasan con todo. Ayer nuestros abuelos se santiguaban cada vez que llovía porque el agua en el desierto extenso es una bendición. Es el preludio de los sembríos temporales, las verduras, los frijoles y las sandías silvestres. En el desierto de Sechura los burros cimarrones que habitan libres en el despoblado acuden a las silvestres yucas de monte naturales reservas de agua. Agua de acequia corría por el canal Miguel Checa. Agua robada es la obtenida en conexión clandestina y no pagada. Ladrones de agua hay grandes y chicos, ricos y pobres. Roban agua los que colocan sus motobombas sin pago de ningún derecho en el canal Daniel Escobar.

Aguadito es el caldo con arroz y frejoles preparado con el esqueleto del pavo navideño. Su sabor es divino y la repetición obligada. Acompañado siempre del limón y ají limo. Achicar el agua es el primer oficio de los futuros pescadores que con lata en mano devuelven al mar el agua marina que ingresa por los intersticios de la embarcación. Hacer agua es el ingreso desproporcionado de agua a la embarcación. Pero si el termino se refiere a un individuo equivale a la frase “juega por el otro equipo” Así se llama a la sospechosa virilidad. La frase de remate es “se le quema el arroz”.

Aguacero es la lluvia repentina e inesperada. El agua que consume Piura viene de los páramos andinos amenazados por la minería. El peor veneno para nuestra agricultura es el relave minero. Ahí en donde hay minería informal es patente la amenaza para todas las formas de vida. No se trata de una prohibición para sacarle la vuelta sino del futuro de nuestra agricultura. Todo se contamina y se destruye. Oro para los bolsillos muerte para las poblaciones. Defender el agua es defender la vida. Ayer dar de beber al sediento era obligación bíblica. Hoy una botella con una ración de 625 mililitros cuesta sol y medio.

Aguafiestas es el que por sus malos aires y conducta personal acaba con la cordialidad de una reunión o celebración. Aguas de vieja se llama en el Ecuador y en el norte del Perú a los tradicionales emolientes de canela, manzanilla, lanche, boldo con fines digestivos. Aguarrás se llama al solvente de trementina utilizado para ablandar barnices y pinturas. Agua tibia es la que no está ni fría ni caliente. Ni fu ni fa. El tibio no sabe lo que quiere y aún no ha decidido.

Stress hídrico es la consecuencia inmediata producto de la escasez de agua para las poblaciones. El 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, fecha establecida por la Organización de Naciones Unidas (ONU). El Perú es uno de los países con mayor estrés hídrico en la región. La escasez es preocupante en Lima, Ica y Arequipa pero también en Piura donde las empresas agroexportadoras utilizan en su provecho la costosa agua de los proyectos de irrigación. El canon de agua es una obligación y compensación justa para la preservación y el uso responsable del recurso.

Preocupante resulta que prosiga de modo incontrolable la deforestación y que los vecinos continúen convirtiendo sus espacios verdes en sepulcrales losas de cemento. Tampoco se usan en Piura las aguas grises, producto del uso doméstico en las duchas y lavado, para las áreas verdes todo se arroja por los sumideros irremediablemente. Aún en el cotidiano paisaje urbano contemplamos a vecinos y vecinas en mano regando con manguera jardines imaginarios pues riegan la tierra para que el polvo no se levante. El problema lo pueden resolver los árboles tan ausentes en nuestro paisaje. “Pero yo he visto beber / hasta en los charcos del suelo. / Caprichos tiene la sed”. Escribe el poeta Antonio Machado.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255