fbpx

SERFOR rescata a dos crías de zarigüeyas en Castilla

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Agricultura y Riego rescató a dos crías de zarigüeyas (Didelphis sp.) que habían quedado atrapadas en una vivienda de la avenida Irazola de la urbanización Miraflores del distrito de Castilla, en Piura.

La avenida Irazola se encuentra a inmediaciones del río Piura, por lo que probablemente las zarigüeyas salieron de este afluente. Estos mamíferos, que guardan cierto parecido físico a las ratas, no son agresivos, y que, como cualquier otro animal, muerden cuando se sienten amenazados, acorralados o que sus crías estén en peligro.

Las crías de zarigüeyas rescatadas son evaluadas por los médicos veterinarios del zoológico privado Cecilia Margarita, hasta su rehabilitación y posterior liberación.

zarigueyas 7

Estos animales silvestres habitan los bosques secos del Perú, son omnívoros, de hábitos nocturnos y merodeadores. Su aparición en algunas viviendas de las áreas urbanas se debe a la alteración o destrucción de su hábitat por las lluvias, los trabajos en las cuencas, el cambio de uso de la tierra o la ampliación de la frontera agrícola.

Las zarigüeyas cumplen la función de controladores biológicos en el ecosistema, porque se alimentan de insectos, arañas, alacranes, reptiles, entre otros. Asimismo, no se asocian a ninguna enfermedad específica que pueda ser trasmitida a los humanos.

El SERFOR recomienda en caso te encuentres con una zarigüeya u otro animal silvestre dentro de tu casa o en tu patio, evita acorralarla o enfrentarla, y comunícate con el SERFOR o a la autoridad regional, municipal o policial más cercana para que los especialistas puedan acudir a rescatarlos, evaluarlos y ponerlos a buen recaudo.

Es importante recordar que la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna Silvestre, protege a todas las especies de flora y fauna silvestre. Por lo tanto, extraerlas, adquirirlas, poseerlas, transportarlas o comercializarlas, sin la autorización correspondiente, es considerado una infracción muy grave, que se sanciona con el pago de una multa.

Pristina 255

Aviso de publicidad