Exministros piden al Tribunal Constitucional revertir prisión preventiva de Humala y Heredia

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Pueden ser culpables o quizá inocentes, pero lo cierto que purgan prisión preventiva. Su caso es una vergüenza para la justicia peruana y demuestra que una cosa es ser Alan García o Keiko Fujimori y otra apellidarse Humala o Heredia. Frente al abuso de poder contra el ex mandatario, los ex ministros se unieron con tardanza para pedir al Tribunal Constitución libere a Ollanta Humala y su esposa.

Mediante un pronunciamiento público indicaron que los esposos Humala tienen el mismo derecho que los demás investigados del caso Odebrecht a defenderse en libertad, más aún cuando han mostrado "una conducta procesal inobjetable". Esta afirmación que es real, es desconocida por el Poder Judicial el cual ha ratificado en todas las instancias la prisión preventiva. 

Ollanta Nadine

"La prisión preventiva del expresidente y su esposa no cumple estándares constitucionales referidos al debido proceso y vulnera elementales principios de igualdad ante la ley, causándoles daños irreparables a ellos y a sus tres hijos menores de edad", señalaron los exministros.

Bajo esa premisa, invocaron al TC a que se pronuncie con celeridad y objetividad y conforme a derecho, a fin de subsanar la "arbitraria prisión preventiva".

Entre los firmantes figura Diana Álvarez, Juan Manuel Benites, Pedro Cateriano, Paola Bustamente, Piero Ghezzi, Juan Jiménez, Rosa María Ortiz, Freddy Otárola, Eda Rivas, Rafael Roncagliolo, Alonso Segura, Carolina Trivelli, Daniel Urresti y Aldo Vásquez.

El 13 de julio de 2017, el juez Richard Concepción Carhuancho dispuso la prisión preventiva por 18 meses para Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, investigados por el presunto delito de lavado de activos. La situación es a todas luces arbitraria, porque en esta condición se encuentran Alan García Pérez, Keiko Fujimori, Pedro Pablo Kuczynski y Alejandro Toledo.

El juez amparó los ochos hechos fácticos que les atribuye la Fiscalía de Lavado de Activos a Ollanta Humala y Nadine Heredia por haber recibido presuntos aportes del gobierno de Venezuela y de las constructoras OAS y Odebrecht para la campaña presidencial del 2006 y 2011. Los últimos audios lo ratifican, lo que no está bien y lo han destacado los exministros, que los únicos que están privados de su libertad son los indicados.

Se consideró como prueba los testimonios de Marcelo Odebrecht y Jorge Barata, directivos de Odebrecht, en los cuales afirman que entregaron tres millones de dólares de apoyo al Partido Nacionalista.

No se trata que no le corresponda una pena efectiva, lo que pasa que aún no tiene acusación, en tanto García Pérez pasea orondo repitiendo su monserga que es “invendible”; Keiko negando a cuatro voces que no ha recibido nada y peor es el actual presidente quien niega y miente con facilidad. Si la justicia es tal, se debe liberar a Ollanta y dar las mismas oportunidades de los otros o en todo caso, que todos respondan de la misma manera.