fbpx

La Casa Blanca denuncia que el 20% de las alumnas de institutos y universidades ha sido agredida sexualmente

Estados Unidos
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Casa-blancaERP. La Casa Blanca ha publicado este lunes un informe en el que denuncia que el 20% de las alumnas de los institutos y universidades estadounidenses dicen haber sido agredidas sexualmente -pese a que hay un 12% de denuncias- y ha reclamado un "mayor esfuerzo" de los propios centros para frenar este tipo de ataques.

Estas directrices para combatir de una forma "más agresiva" este problema están contenidas en un informe elaborado por un grupo de trabajo de la Casa Blanca, del que el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, formó parte a principios de este año. De la misma forma, el Gobierno está poniendo en marcha la web 'NotAlone.gov' para ayudar a las víctimas a denunciar las agresiones.

El grupo de trabajo se ha dado cuenta de que muchos de los esfuerzos de prevención de estos asaltos no son eficaces y, por ello, ha recomendado que las universidades y los institutos sigan programas en los que enseñen a los alumnos sobre cómo intervenir cuando descubran este tipo de actos, tal y como ya se desarrollan en la Universidad de New Hampshire y la Universidad de Kentucky.

Los legisladores y la Casa Blanca han condenado los ataques en los campus, pero el gobierno federal ha dejado este problema en manos de los funcionarios de la universidad y las autoridades locales, según ha explicado el diario estadounidense 'The New York Times', que ha publicado las críticas de los defensores de las víctimas, que dicen que las leyes aprobadas al respecto "no van lo suficientemente lejos".

En concreto, se refieren a la Ley de Eliminación de la Violencia Sexual en los Campus, aprobada el año pasado en el Congreso, y que legisla sobre la violencia doméstica, los abusos en el noviazgo o los casos de asalto sexual, entre otras situaciones.

A través de esta nueva ofensiva, la Casa Blanca instará a los colegios y universidades a que lleven a cabo "encuestas de clima", en las que los participantes, de forma anónima, informen sobre sus experiencias con el contacto físico no deseado, los asaltos sexuales o las violaciones, y cómo sus escuelas respondieron.

Del control en el Ejército a las escuelas

La senadora Kirsten Gillibrand, demócrata de Nueva York, y la senadora Claire McCaskill, demócrata de Missouri, pasaron buena parte del año pasado tratando de vigilar legislativamente los asaltos sexuales en las fuerzas armadas. Sin embargo, ahora también han trasladado su atención a este tipo de problemas en los campus escolares.

Gillibrand ha señalado que las historias que ha escuchado sobre los estudiantes "son extrañamente similares" a las que ha pasado tiempo analizando en el Ejército de Estados Unidos y, por ello, ha considerado que se trata de un problema "sistémico".

"El informe del grupo de trabajo de la Casa Blanca es un paso adelante, pero los senadores deberán seguir estudiando el problema y buscando soluciones legislativas", ha sentenciado. (Fuente: Europa Press)

Pristina 255

Aviso de publicidad