Grupos de Izquierda sepultan a partidos tradicionales en España

Otros países
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Elecciones de EspanaEn elecciones municipales y regionales

ERP. La política española viene cambiando y los resultados preliminares de las elecciones realizadas este 24 de mayo, podrían dar una lectura diferente a procesos anteriores, donde las mayorías se distribuían entre el Partido Popular y el PSOE. En esta oportunidad PODEMOS y Ciudadanos al Día, habrían obtenido un resultado favorable. 

Los españoles acudieron este domingo a las urnas para votar en unas elecciones en las que se eligen todas las alcaldías del país y las asambleas de 13 de las 17 regiones. Los comicios son percibidos como un importante barómetro de cara a las elecciones generales que se celebrarán antes de que termine el año y para las que todavía no hay fecha.

También son un examen para los dos grandes partidos, el Partido Popular (en el gobierno) y el Partido Socialista, golpeados por la gestión de la crisis económica y varios escándalos de corrupción. 

Las encuestas a pie de urna que se realizaron a lo largo de la jornada predijeron importantes avances para los dos nuevos partidos de plataforma ciudadana que se presentaron con el emblema del cambio, Podemos (izquierda) y Ciudadanos (centro).

Las encuestas a pie de urna vaticinaban que el Partido Popular lograría más votos que el resto, pero perdería la mayoría absoluta en todas las regiones y perdería la alcaldía de Madrid, donde gobierna desde 1991. Los españoles votan para elegir gobiernos municpales y regionales, pero muchos anticipan también un importante voto de castigo para los partidos tradicionales.

Particularmente simbólicos podrían ser los resultados de la contienda por las alcaldías de las dos principales ciudades del país: Madrid y Barcelona. 

En la capital española, la candidata de la coalición ciudadana de izquierdas "Ahora Madrid" -en la que participa Podemos-, Manuela Carmena, le ha plantado dura batalla a la expresidenta del gobierno regional y candidata del PP, Esperanza Aguirre, una de las figuras más reconocibles del partido gobernante.

Y en Barcelona, una coalición similar liderada por la activista antidesahucios Ada Colau podría arrebatarle el gobierno local a Convergencia i Unió, el partido nacionalista de derechas que ha sido la fuerza política dominante de Cataluña durante las últimas tres décadas.

Podemos ya demostró la efectividad de su discurso antiausteridad en las recientes elecciones regionales de Andalucía, ocupando el tercer lugar y ayudando a que el PSOE –que había gobernado la región por más de 30 años– perdiera su mayoría.

Y aunque no participa directamente en las elecciones municipales, sí es parte de coaliciones como las que lideran Colau y Carmena; además de tener sus propios candidatos para los parlamentos regionales.

Los dos grandes partidos, que gobernaron España desde 1977, obtuvieron sus peores resultados en las elecciones europeas de mayo de 2014, donde se quedaron por debajo del 50% de los votos y perdieron más de cinco millones de votos con respecto a los mismos comicios anteriores.

Informaciòn con fuente BBC

Pristina 255

Juan Manuel propaganda