¿Supondrá el dropshipping el espaldarazo definitivo al comercio electrónico en Perú?

Ciencia y tecnología
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. En la actualidad, aproximadamente 24 millones de peruanos tienen acceso y son usuarios de internet, según afirma Víctor Vargas, gerente de Lumingo, para comentar las cifras del informe “E-commerce en Perú 2019 de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP)”.

En los últimos años, el crecimiento anual del mercado electrónico se cifra en el 18%, lo que sitúa a Perú como un país capaz de disputar el liderato de la presencia de e-commerce en Latinoamérica.

Según Vargas, los canales online ofrecen a las empresas tradicionales la oportunidad de incrementar sus ventas en más de un 30%. Las tiendas online permiten eliminar importantes costos de una tienda física: alquiler, agua, luz, mantenimiento… y expandir la venta de sus productos y servicios hasta puntos geográficos muy lejanos.

El canal online es una oportunidad interesante para empresas de comercio físico pero también para emprendedores, pues se trata de una plataforma inclusiva de la que pueden sacar beneficios las pymes y las grandes corporaciones.

En Perú, los sectores que más aportan al negocio online son las ventas de productos electrónicos y tecnológicos, la moda de ropa y calzado y los productos multimedia, según los datos del reporte de 2019 de ASEP.

¿Cómo puede ayudar el dropshipping a los jóvenes emprendedores?

En esta apuesta decidida por el comercio electrónico, aparecen algunas fórmulas de negocio interesantes que pueden ayudar a que muchos emprendedores se lancen de manera definitiva a la conquista de internet.

Una de ellas es el dropshipping, una vía de negocio que que gana cada vez más adeptos y se está convirtiendo en una alternativa muy popular, especialmente entre los jóvenes, que lo ven como una opción para ganar dinero a través de una inversión relativamente baja.

La técnica del dropshipping consiste, de manera resumida, en actuar como intermediario de venta entre un proveedor y el cliente final, pero sin tener que contar con un espacio de almacenaje ni un punto de venta físico.

Todo lo que hace el intermediario es gestionar una tienda online, con el ahorro significativo de costes que conlleva eso. Las complicaciones para quien decide emprender en un proyecto de este tipo son mínimas, atendiendo a ese aspecto.

No obstante, no todo es tan positivo. Los emprendedores han de encontrar proveedores de garantía, una posibilidad es iniciarse en el proyecto con ayuda de un gestor de Dropshipping en Perú.

Gracias a plataformas como Oberlo, a través de las cuales realizar todas estas gestiones, desde seleccionar qué productos interesan a la audiencia de la página hasta el envío o la personalización del etiquetado.

Con esta fórmula de negocio, todo se realiza desde el propio hogar y cualquier persona puede comenzar a vender en unos minutos, de manera muy económica y sin incurrir en procesos largos que acaban dificultando la tarea.

¿Qué une al dropshipping y al marketing online?

A priori podría parecer que el dropshipping es un modelo de negocio atractivo, porque reduce algunas de las dificultades que supone iniciarse en el comercio físico. Sin embargo, para que el proyecto salga adelante es importante potenciar todo el proceso de ventas online, para enviar el máximo número de productos posible.

Como el canal en el que se desarrolla el dropshipping es el online, para conseguir esto es fundamental llevara cabo un proceso de marketing online en el que se atiendan aspectos como el SEO de la página web, las redes sociales, los contenidos viralizables, etc.

Una vez conseguida la atención de los posibles compradores, hay que saber mostrar el producto de manera adecuada, generar confianza con ellos para que se sientan cómodos navegando por la web y ofrecer precios competitivos.

Los precios que ofrece el dropshipping son siempre más caros que los que ofrece el mayorista, pero al cliente final le resulta más cómodo acceder a un portal con venta de productos de dropshipping que uno de un mayorista, siempre que el portal esté optimizado, bien posicionado y ofrezca una navegación web y una experiencia de usuario cómoda.

Por último, cuando un emprendedor inicia un negocio enfocado en el dropshipping debe asegurarse de poder ser capaz de dar soporte y garantías a los compradores, incluyendo en este aspecto las posibles devoluciones o las quejas de los clientes respecto a los productos vendidos.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255