El triunfo de Atkins y el deterioro aprista

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

javier maquiPiura. Los resultados de las elecciones regionales y municipales en Piura han coincidido, con algunas diferencias, con los porcentajes que las encuestas dieron cuenta. ICSI PERÚ fue la primera en antelar que Javier Atkins ganaría en primera vuelta y tras ella se sumaron LUNA CONSULTORES, CPI, e IPSOS APOYO. Por lo tanto, ha quedado demostrado que los estudios previos realizados estuvieron exentos de confabulaciones o favoritismos.

Javier Atkins Lerggios, es un empresario de ascendencia inglés por padre y Greco por madre. Es decir, es parte de esa hibridación que siempre ha caracterizado a Piura. Su ingreso a la política se produjo en el año 2006 a propuesta de José Aguilar Santisteban. Se dijo en ese año que el resultado real fue cambiado en el cómputo final. Actas con total diferencia a las oficiales guardó para mostrarlas siempre como una prueba del fraude. Piurano de nacimiento y sullanero por ancestro y matrimonio, ha logrado una altísima votación en Piura provincia y los sullaneros le han dado similar respaldo.

Inició su campaña para las elecciones del 2010 con mucho convencimiento pero cautela a la vez. Caminó por las sendas de la política local buscando consensos. Tras marchas y retrocesos, dos organizaciones formales y dos en construcción, suscribieron una alianza electoral que se denominó Unidos Construyendo.

En esta alianza electoral existen grupos con enfoques disímiles, pero que han logrado concordar objetivos comunes; evidentemente, que la armonía en el tiempo de esta disparidad política estará en función del liderazgo que ejerza Atkins para morigerar las expectativas y la búsqueda de acumulación de poder que siempre han mostrado los grupos de izquierda. La Unidad con dichas fuerzas es un riesgo debido a sus enfoques en temas sensibles; pero, puede ser una fortaleza si se sabe adoptar decisiones con un equilibrio justo. Aquí estará el tino de Atkins para saber armonizar los criterios discordantes que podrían darse en el ejercicio del gobierno.

Atkins en este proceso supo ubicarse como el líder alternativo frente a un aprismo desgastado, caduco y presumiblemente corrupto, con un candidato anciano y un entorno sin creatividad ni iniciativa. De alguna manera un gran aliado de Atkins en esta elección fue la candidatura de Trelles Lara, cuyo partido no supo entender que más allá de la camarilla se encuentra la responsabilidad de dar continuidad a una organización. La equívoca estrategia de esta camarilla fortaleció mucho más las expectativas de renovación polìtica.

A Atkins se le pretendió vincular con el Ollantismo y se olvidaron que en el último proceso Ollanta llegó al 50% de los votos; se le vinculó con las comunidades y ronderos y hasta con el narcotráfico, cuando en realidad ninguna de esas situaciones eran ciertas. Sin embargo, Atkins en entrevistas posteriores ha deslindado ser partícipe de propuestas nacionalistas.

Otro aliado para el categórico triunfo de Unidos Construyendo, fue la ausencia de líderes con dimensión similar a la de Nacho Castagnino y con los recursos suficientes para poder proyectarse.

Atkins supo abrirse paso en esta circunstancial realidad, ser visto como una alternativa diferente al oficialismo y luego mostrar que tiene calidades y capacidades propias. Su condición de egresado de la UDEP, con estudios post graduales en Estados Unidos, su experiencia en las finanzas, su vinculación con el deporte y su fácil sociabilidad incidieron en el crecimiento de su candidatura.

El voto de Atkins es regional. La cantidad obtenida supera elecciones precedentes. El 50% de respaldo ciudadano le da una legitimidad legal que le garantiza estabilidad para ejercer su trabajo. Si es capaz de dar transparencia a su gestión regional y garantizar resultados acorde con lo ofrecido, estaría respondiendo a las expectativas ciudadanas.

El contundente triunfo de Atkins, además de ser una alegría, es un motivo de mucha responsabilidad por lo dicho y ofrecido y la capacidad de poder llevar desarrollo a los territorios que en campaña electoral son los más mencionados, pero que en gestión resultan los menos atendidos.

Si bien estas elecciones favorecieron ampliamente a Atkins y éste tiene la oportunidad de ser un líder de gran proyección, se observa que Servando García Correa de Fuerza Regional emerge a la política con gran fuerza. Acorde con los resultados es probable que se ubique en un tercer o cuarto lugar al culminar el cómputo. Su votación se encuentra en la zona andina y su campaña fue bastante entusiasta y franciscana, pero la efectividad ha sido mayor a la recibida por otros aspirantes con más historia y más recursos.

La presidencia y vicepresidente a cargo de Javier Atkins y Maximiliano Ruiz se verá fortalecida con un Consejo Regional de cuyos miembros 7 pertenecerían a Unidos Construyendo y uno a Fuerza Regional de Servando García.

Una semana después de las eleciones, aún existen actas pendientes de procesar y tras ello, llegará la proclamación de los ganadores. Lo que sigue después será una historia diferente a ver. Se sabrá con exactitud los entretelones de 8 años de gobierno regional aprista y las capacidades de los nuevos gobernantes para dar credibilidad y garantías a un electorado que no dudó al dar su voto por Unidos Construyendo.

Pristina 255

Juan Manuel propaganda