Vicepresidenta Marisol Espinoza, en desgracia?

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

marisol espinoza cruzPiura (ERP). La Primera y única Vicepresidenta de Perú Marisol Espinoza Cruz, no las tiene consigo en estos momentos. Todo hace indicar que tiene discrepancias con parte de ministros, con Nadine Heredia e incluso con el mismo Ollanta Humala. Los sucesos son diversos y estarían colocando en una cuerda floja a la afortunada congresista, quien asumió notoriedad debido a su amistad con la esposa del ahora presidente Ollanta Humala. Marisol Espinoza, quien además es congresista por el departamento de Piura viene discrepando abiertamente con algunas acciones y declaraciones que se dan desde el oficialismo.

De acuerdo a fuentes nacionalistas, el gobierno de Ollanta Humala ha definido claramente sus poderes de decisión y darían ènfasis a Nadine Heredia y el titular de Economía Luis Castilla. Justamente Espinoza, declaró recientemente que hay algunos ministros que creen que ganaron los comicios generales del 2011 y que se dan el lujo de no atender al pueblo, al referirse a las críticas al titular de Economía, Luis Castilla.

“Eso es muy grave, porque la gente piensa, sobre todo en algunos sectores de ministros piensan, que ellos ganaron la elección y, además, se dan el lujo de no atender al pueblo”, declaró en Ideeleradio. Las razones de esta posición eran un reclamo de Espinoza respecto a la falta de atención de autoridades locales que desde recònditos lugares del Perú se desplazan hacia Lima para realizar gestiones en diferentes ministerios.

Ollanta atacó a ex ministros, Espinoza los defiende

En este maremagnun impredecible, en entrevista reciente Ollanta Humala cuestionó el accionar de sus ex ministros, apreciaciones nunca antes presentadas por presidente alguno. Como se sabe, el primer gabinete tuvo una exacción más nacionalista y menos liberal y hoy el gobierno de Ollanta Humala se ha derechizado de tal manera que no difiere en absoluto con Alan García Pérez, Alejandro Toledo o Alberto Fujimori. El principal afectado con estas opiniones fue Salomón Lerner, artífice en su momento del éxito del actual presidente.

De manera principista Marisol Espinoza no dudó en decir que “Estamos en una situación mucho más grave que la anterior, el otro gabinete buscaba consensos (…) Ha pasado un año, nosotros hemos tenido la conducción del Gobierno y, definitivamente, hay que dar respuesta. Con respecto a este tema, vuelvo a insistir, el problema todavía se ha quedado en el gabinete”, insistió. Evidentemente, en la condición de ex militar de Ollanta Humala no habrían agradado en absoluto lo dicho por la Vicepresidenta.

Aunque muy sutil, Marisol Espinoza también se refirió a Nadine Heredia, segunda más poderosa del país según una reciente encuesta, al precisar “Creo que aquí y ahora que se han presentado todo este tipo de percepciones hay que tener cuidado y garantizar que la figura fundamental es la del presidente”, comentó.

Fallo de la CIDH

Pero. no todo ha quedado allí. La vicepresidenta de la República y congresista, Marisol Espinoza Cruz, manifestó la última semana que debe respetarse la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que recomienda la anulación del fallo que favorece a integrantes del grupo Colina. En ese sentido, saludó el pronunciamiento del presidente del Poder Judicial, César San Martín, quien en la víspera señaló que guste o no, el Perú está obligado a cumplir los fallos del organismo supranacional.

Sin embargo, esta posición no es contraria a la adoptada por Ollanta Humala, lo que indica que no todo es tensión en los primeros mandatarios.

Ministra de la Mujer ataca

Quizá amparada en cierto poder oculto, la ministra de la Mujer Ana Jara salió a cuestionar a la Vicepresidenta Espinoza. Ana Jara calificó como natural que la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza, discrepe con algunos ministros de Estado. Sin embargo, aclaró que si ésta cuestiona las decisiones de Ollanta Humala, tendría que dar un paso al costado.

"Marisol expresó su pensamiento, pero eso no difiere de los actos de gobierno, pero ella no cuestiona al presidente de la República, porque en ese caso sí consideraríamos que tendría que dar un paso al costado", sostuvo. Jara agregó además que los ministros que se sientan aludidos tendrían que cambiar su forma de actuar.

Aunque es confuso al pedírsele que debe dar un "paso al costado", es de entender que no se quieren discrepancias al interior de Gana Perú o Partido Nacionalista y Marisol Espinoza, todo indica, no pretende ser furgón de cola y una obediente Vicepresidenta sometida al imperio de los ministros.

Marisol Espinoza y su futuro

Lo cierto que el actual gobierno se ha derechizado y según cercanos al Poder, existe una alta intromisión por parte de Nadine Heredia en los temas gubernamentales. Esta omnipresencia vendría creando resquebrajamientos al interior del partido gobiernista y el objetivo sería hacer de Nadine una figura pública de fuerte liderazgo que compita después en las elecciones generales para reemplazar a su propio esposo. En este sentido, tendría que realizarse ajustes legales donde Marisol Espinoza debería adoptar una decisión en su condición de Congresista.

Otro aspecto que abona a las discrepancias es la derechización de Ollanta Humala y para ello, se ha conferido el total respaldo al ministro Luis Castilla, quien manejería los recursos públicos con amplia discrecionalidad y estaría centralizando la administración para ampliar su poder. Lo cierto, que la regionalización se mantiene estancada y hoy observamos a los presidentes regionales ser consuetudinarios visitantes a los ministerios para obtener partidas a su favor.

Qué pasará con Marisol Espinoza en el futuro?. La dos veces congresista debe recomponer sus relaciones con el nacionalismo si desea dar sostenibilidad a sus aspiraciones políticas; irse hacia otras huestes simplemente es repetir la experiencia de Rosa María Venegas o de la misma Fabiola Morales, quienes cogieron dirección contraria al movimiento que las patrocinó para ingresar a la política.

Recordemos que anteriormente Omar Chehade fue compelido a renunciar y en consecuencia Marisol Espinoza es la única que puede reemplazar a Ollanta Humala frente a impedimentos o ausencias temporales.

Marisol Espinoza fue una periodista muy aguerrida en los temas polìticos y lucha contra la corrupción estatal. Hoy tiene un dilema que resolver. Veremos como se desenvuelven los acontecimientos en el escenario futuro. (Andrés Vera)

Pristina 255

Juan Manuel propaganda