Los beneficios de la propiedad intelectual en la formación de los técnicos industriales

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. (Por Dr. Rogger Hurtado Flores) Del 05 al 09 de marzo del presente año, tuve la gran oportunidad de participar como expositor de tres talleres de capacitación sobre “Derecho de la Propiedad Intelectual”, el cual fue dirigido a los estudiantes del SENATI, Sede Cañete.

Roger HurtadoLos participantes fueron alumnos de las especialidades de Administración Industrial, Electricidad Industrial, Mecánica Automotriz y de Mantenimiento. Imagínense! Yo, que dictaba el curso de propiedad intelectual a los egresados de las facultades de Derecho que optaban por el título de abogado, mediante la sustentación de un expediente administrativo, ahora tendría una nueva experiencia para brindar mis conocimientos a un alumno con un perfil profesional diferente. 

Durante el desarrollo de dicho taller, expuse los aspectos principales de la propiedad intelectual como son: derecho de autor, signos distintivos e invenciones. Luego, les brindé un marco general sobre la importancia de la propiedad intelectual para lograr el bienestar de la humanidad y el crecimiento económico, así como los derechos que se adquieren al registrar sus obras y marcas, o patentar sus invenciones en el Indecopi.

Por otra parte, pude explicar cuáles son los beneficios que produce toda creación a su titular, al consumidor, la empresa y el Estado. Quiere decir que se dan resultados favorables con un efecto multiplicador. 

Asimismo, les indique que la propiedad intelectual los podría convertir en profesionales mejor calificados en el mercado laboral, considerando que ellos, a través de sus creaciones, podrían presentar a las empresas donde realizan sus labores, proyectos de mejora, para lograr mayor competitividad. Claro, hice la precisión de que podrían recibir un incentivo económico, previo acuerdo con la empresa y, de esa forma, la actividad de crear seria permanente. El resultado de esa relación permite: empresas más productivas y colaboradores más innovadores y proactivos. 

De la misma forma indique que podrían transferir los derechos de sus creaciones, u otorgar una licencia por su uso, generando en ambos casos, ingresos económicos, como resultado de la suscripción de contratos. 

Debo señalar que para muchos de los participantes, hablar de propiedad intelectual, era algo novedoso. Pero con un lenguaje amigable y ejemplos prácticos, los jóvenes estudiantes pudieron comprender los diferentes aspectos de los temas expuestos. Además, les señalé que si no tenían en ese momento una idea de lo que podían crear, les sugerí que su primer referente sea el proyecto de innovación, que deben presentarlo al concluir sus estudios, a fin de otorgarles el título a nombre de la nación, previa aprobación de un Jurado. 

El objetivo principal del Taller fue promover los beneficios de la propiedad intelectual, a aquellos estudiantes, futuros trabajadores de una organización, y que están directamente involucrados con la producción de bienes y servicios. Ellos son los que realizarán sus labores en las diferentes áreas de las empresas; los que conocen los procesos al fabricar un producto, o prestar un servicio; y, realizan el control de la calidad, hasta su distribución.

Creo que valió la pena el esfuerzo de viajar dos horas hasta Cañete, y saber que existen jóvenes con muchos deseos de aprender algo nuevo, y que lo pueden lograr, debido a que ya estudian una carrera con un plan curricular acorde a las necesidades de la empresa; que tienen una alta demanda de empleabilidad; y, sobretodo, que se están formando en una institución tan prestigiosa a nivel nacional e internacional como es el SENATI, lo que significa una ventaja comparativa con estudiantes de otros institutos tecnológicos. 

Se necesita que los alumnos adquieran cada vez nuevos conocimientos y logren una especialización, acorde a la demanda de los consumidores; por lo que sugiero que se analice la posibilidad de incluir un curso de propiedad intelectual en el currículo de las diferentes carreras técnicas que se ofrecen en el mercado, considerando que se presenta una gran oportunidad para cambiar el horizonte de los actuales y también futuros trabajadores industriales. Son ellos, los que pueden promover una mayor cantidad de patentes de invención, por citar un ejemplo, en el País que tanto necesita productos con valor agregado. 

Finalmente, quiero agradecer y destacar la buena disposición e interés de la Jefatura del Centro de Formación Profesional de SENATI-Cañete, a cargo del señor Juan Fernando Castañeda Lavini; así como de sus colaboradores, para el desarrollo de este evento. Lo que motiva a seguir gestionado otras actividades para promover los beneficios de la propiedad intelectual en la formación de los técnicos industriales de cada región de nuestro querido país.

---------------------------

Por Rogger Hurtado Flores- Administrador Industrial del SENATI y Abogado de la Universidad de San Martín de Porres

Diario El Regional de Piura

Publicidad Mario Quispe Suarez

banner santiago paz web erp