Errores, indecisiones, ingenuidad y la amenaza de vacancia del presidente Martín Vizcarra

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. De acuerdo a la mayoría de estudios realizados por encuestadoras del país, existe una posición mayoritaria que aprobaría la disolución de los parlamentarios que conforman el Congreso de la República. El presidente Martín Vizcarra, construyó su actual legitimidad enfrentando a la mayoría parlamentario y no le fue mal; la cual ha demostrado en la mayor parte de sus acciones no tener ni idea del como mejorar sus percepciones.

Para Fuerza Popular y por extensión al Partido Aprista Peruano, los únicos objetivos que han marcado su proceder, es borrar las huellas que comprometían a sus líderes en actos de corrupción. Keiko Sofía Fujimori, actualmente cumple prisión preventiva por sus presuntas vinculaciones con la empresa Odebrecht, en tanto que Alan García Pérez, prefirió el suicidio al ludibrio de verse descubierto en el entramado de la corrupción.

Martin Vizcarra Cornejo y el peligro de la vacancia presidencialMartin Vizcarra Cornejo y el peligro de la vacancia presidencial

La vacancia o renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, pudo ser interpretada por Fuerza Popular como la oportunidad para ejercer poder desde el Ejecutivo; sin embargo, de acuerdo a algunos testimonios el presidente Martín Vizcarra, prefirió dar la espalda a las exigencias de la agrupación fujimorista, para generar un liderazgo propio. Aparentemente lo logró, aunque algunas equivocaciones le vienen cobrando factura hoy.

El Partido Aprista Peruano, ya anunció que presentarán una moción de vacancia contra Martín Vizcarra. Aprovechando el momento, asumen la delantera para contradecir a la iniciativa que tuvo el presidente de solicitar el recorte del mandato presidencial y congresal y realizar elecciones en el 2020; su propuesta aún espera que se instalen las comisiones del Congreso y luego será tramitada, en tanto el tiempo avanza.

Queda claro, que ni Fuerza Popular, ni otros grupos pequeños que le son afines aceptarían un adelanto de elecciones; al contrario, han encontrado la fórmula correcta, aparentemente quisieran vacar al presidente Vizcarra, para entronar el filo fujimorista Pedro Olaechea como presidente y luego, convocar a elecciones presidenciales en el plazo que la Constitución establece.

Una potencial vacancia buscaría convertir en presidente a Pedro OlaecheaUna potencial vacancia buscaría convertir en presidente a Pedro Olaechea

Sin duda, en esta parte del ajedrez político, el presidente Vizcarra viene siendo víctima de su impericia e inexperiencia como estadista. Tal y conforme lo sostuvimos en una opinión de este medio, una cosa es gobernar una región pequeñísima en el contexto nacional y otra el país entero. Sus declaraciones públicas, han sido el mejor termómetro para darse cuenta que el voluntarismo difiere de la pericia para gobernar.

Su propuesta de recortar el mandato presidencial y congresal, podría ser políticamente esperado, pero consolidarla implicaría tener capacidad de incidencia en quienes deben decidir. Lo cierto, que los votos mayoritarios pertenecen a Fuerza Popular, esta agrupación por formación es antagónica a todas las acciones gobiernistas y por las declaraciones de algunos de sus líderes. no existiría ninguna predisposición para irse antes de su mandato.

Tras su presunto fracaso de esta propuesta, solo le quedaría forzar al parlamento para que le rechacen un presidente del Consejo de Ministros y hacer valer la posibilidad de la cuestión de confianza. Sin embargo, hacer uso de esa posibilidad debe ser pensada y aplicada con total claridad para que no haya reacciones que le podrían afectar.

Lamentablemente, el presidente Vizcarra ha pecado de voluntarismo e ingenuidad. Uno de los aspectos, que lo debilitan es el no haber mantenido una mayoría suficiente para evitar una potencial vacancia. Al contrario, sus raleados parlamentarios, decidieron en las últimas semanas renunciar y formar otro grupo congresal. Viene cometiendo los mismos errores de Pedro Pablo Kuczynski, de no apreciar la importancia de los votos congresales.

El otro error y que es de una candidez increíble fue su reunión con el gobernador y alcaldes de Arequipa. Un presidente de la República, tiene formas y modos de intervenir y no puede exponerse como un ciudadano cualquiera. Máxime, cuando en realidad el problema de la licencia de construcción para las minas de Tía María, era responsabilidad de su gobierno. Conociendo la zona, ya que fue gobernador de Moquegua, facilitar el trámite demuestra su incapacidad de lectura de los problemas sociales del país y sobre todo del sur.

En tanto, él confrontaba con los fujimoristas, se abre un flanco opositor que no tiene nada que ver con el fujimorismo. El caso de las licencias sociales para temas mineros, son conflictivas hasta el momento, porque no existe una solución que beneficie a empresarios y comunidades.

Mauricio Mulder anunció pedido de vacancia de Martín VizcarraMauricio Mulder anunció pedido de vacancia de Martín Vizcarra

En todo este contexto, de no mediar reacciones constitucionales y estratégicamente bien decididas, tendremos un grupo parlamentario más beligerante e incapaz de cambiar hacia acciones más positivas y un presidente que se debilita y que se vuelve vulnerable.

El país, pide solución a la crisis política, pero dentro de los cánones constitucionales; para lograrlo, implica mucho asesoramiento político y legal que parece ha faltado en sus últimas propuestas; mensurar adecuadamente la capacidad de reacción de estos grupos díscolos del Congreso que se han fortalecido en la última elección y que harán todo por mantener el estatus quo hasta la próxima elección.

Todo un enredo imposible de avizorar.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255