Un adiós al amigo Jorge Luis Carrillo Távara

Andrés Vera Córdova
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

avcdsc03168ERP. Me estoy acostumbrando a escribir notas fúnebres. No lo puedo evitar una vez más al conocer que el amigo, compañero de trabajo en años anteriores y un buen profesional como Jorge Luis Carrillo Távara falleció un trágico jueves. Partió lejos de su natal Sullana, pero regresará para ser sepultado en ella, aún con el dolor de los amigos y de la familia, su recuerdo quedará en quienes lo conocimos con sus aportes, con su don de la amistad.

Aún lo recuerdo comprometido, esforzándose por ser mejor y por aportar su capacidad a favor de Sullana. Fueron momentos buenos y de grandes realizaciones; resultado de un grupo de trabajo donde Jorge Luis fue importante.  

Fue jefe de la Oficina de Secretaría General de la Municipalidad de Sullana y Gerente de Servicios Comunales en la gestiòn de don José Burgos Ramos. Su legado caló en los corazones de muchos; y, las muestras de dolor de sus ex compañeros de trabajo, por su partida, son una muestra de su calidad humana.

El destino y las responsabilidades familiares lo llevaron por otros lares a seguir trabajando. Retornaba de Ayacucho hacia Lima y un abismo los jaló a él y sus compañeros y allí en el hoyo quedaron sus sueños y sus alegrías. Triste desenlace para alguien joven y con las mejores ansias de persistir en este camino de la vida. 

Jorge Luis, ahora descansa en paz, y aunque lamentable su deceso; sé que sus tres hijos seguirán su senda. Ese será el mejor homenaje para quien siempre mostró amor y cariño por ellos. Igualmente, por el deber siempre presente y que nunca abandonó por sus padres. Triste partida, más solo queda aceptar el designio. 

Pristina 255

Juan Manuel propaganda