Elecciones generales: ¡Qué regrese César Acuña y Julio Guzmán también!

Andrés Vera Córdova
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El locuaz presidente del Jurado Electoral Especial de Lima, de repente quedó mudo. La resolución que debería pronunciarse sobre la exclusión de Keiko Fujimori no salió con la prontitud de sus precedentes y esperó la madrugada del Jueves Santo, para decir que la candidata fujimorista no ha infringido nada y por lo tanto, seguirá en contienda electoral. De yapa también dijo que Kenyi tampoco violó la Ley Electoral.

La aplicación de los entes oficiales que tienen a cargo la organización del proceso electoral está que distorsiona la voluntad ciudadana. La aplicación polémica de una norma, viene creando expectativas que el ente electoral no está resuelto a aplicar con igualdad de criterios. Una cosa es Julio Guzmán Cáceres y otra cosa Alan García; una cosa es Keiko Fujimori entregando dádivas, que César Acuña Peralta. La norma tiene aplicación de acuerdo a conveniencia y aunque Miranda del JEEL o Távara del JNE lo nieguen, pero así se percibe. 

Actualmente, y con gran prolijidad se conoce que desde hace algunos meses, el Jurado Nacional de Elecciones tiene en su poder, un expediente que cuestiona la legitimidad de la candidatura de Alan García Pérez. Aún no se resuelve ni se resolverá.

Contrario sensu, el expediente de Julio Guzmán lo conoció el Jurado Electoral Especial de Lima y lo resolvió con inusitada velocidad. El Jurado Nacional de Elecciones hizo lo propio y con una prontitud pocas veces vista en el Jurado Nacional de Elecciones, dejó fuera de carrera al candidato sorpresa de estas elecciones.

Distinto ojo visor para García Pérez, distinto ojo visor para Guzmán Cáceres.

Buscando disparidades en la aplicación de la norma, se encuentra la exclusión de César Acuña Peralta. El presidente del Jurado Electoral Especial de Lima, asumió competencia para la exclusión, corrió traslado en términos perentorios e incluso, salió leyendo la resolución que lo dejó fuera de la candidatura al líder de Alianza para el Progreso.

El Jurado Nacional de Elecciones, resolvió igualmente con la misma celeridad y emitió la resolución, con comunicado público incluido, que dejó sin la posibilidad de miles de peruanos de votar por el candidato de su preferencia.

Más, si de justicia electoral se trata, todo hace indicar que es diferente si es Acuña o si es Keiko contra quien se debe resolver. El expediente de Keiko Fujimori, ingresa al Jurado Electoral Especial de Lima, se programa la audiencia pública y queda al voto. Y pasa un día, dos y se espera la madrugada del Jueves Santo para emitirla. No hubo sorpresa, Keiko Fujimori no infringió nada y oh, tampoco Kenyi Fujimori, es decir un pronunciamiento a favor de Keiko y de paso, también a favor de Kenyi.

Distinto ojo visor para César Acuña, distinto ojo visor para Keiko Fujimori.

Aún el Jurado Nacional de Elecciones no toma competencia para resolver el caso; pero es probable que haya apelación a la resolución del Jurado Electoral Especial de Lima. Es posible deducir lo que sucederá en la instancia siguiente. Keiko y su hermano, se encuentra indemnes frente a riesgos institucionales como les pasó a César Acuña y Julio Guzmán.

La situación jurídica es simple, a igualdad de hechos igualdad de interpretación. Da el caso, que tanto el órgano electoral especial como la instancia superior, adecúan sus fallos en razón a personas y al final, si alguien espera que haya una correcta justicia electoral, puede estar seguro que no lo habrá.

¿Frente a lo descrito, es probable que Julio Guzmán Cáceres y César Acuña Peralta, regresen a la contienda electoral?. Sería lo más justo para ellos porque estarían recuperando su derecho constitucional de salir elegidos y además, el derecho de miles de peruanos de votar por el candidato de sus preferencias.

Lo que si queda claro en este proceso es la deslegitimación del Jurado Nacional de Elecciones. Lo que viene sucediendo solo tiene su antecedente en las elecciones del 2000, cuando se buscó reelegir al ex presidente Alberto Fujimori. Una lástima, que todo este laberinto electoral haya devenido en serios cuestionamientos y afectar un derecho político fundamental como es el de ser elegido.

Pristina 255