Edita Guerrero y el racismo nacional

Andrés Vera Córdova
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

avcdsc03168ERP. El éxito del grupo musical Corazón Serrano, se explica en el corazón mismo de la población emergente. La familia Guerrero Neira, emigró como miles de peruanos a un centro que les garantizara mejores oportunidades. El A.H. Micaela Bastidas de la ciudad de Piura los acogió y en sus arenales creció Edita, la vocalista recientemente fallecida.

La historia es muy similar a otros hechos de vida que conllevan al éxito. Encontraron en la música la luz que alumbró su camino y usaron un nombre desprovisto de complejos. "Corazón Serrano" es el nombre de la agrupación y lo serrano se encuentra referido a lo indígena y en el subconsciente de muchos es un término que refiere a quienes desde los andes cantan su tristeza y viven su miseria.

Sin embargo, el Perú antes de costeño fue serrano. Las principales civilizaciones se desplazaron y moraron parte de la sierra y en ella encontraron razones mejores de vida. Lo hispano trastocó ese orden y después la inexistencia de políticas públicas marginó a los serranos. La mayoría de provincias y distritos serranos, son territorios atrasados y cuyos niveles de pobreza difieren incluso entre ellos mismos.

Niveles de desarrollo diferentes a distancias pequeñas. Esos territorios donde aún no cuentan con agua y desagüe; muchas poblaciones no tienen energía eléctrica y menos los sofisticados equipos tecnológicos que el mundo contemporáneo publicita. Contra la vanagloria de muchos presidentes, ese mundo de diferencias sociales, económicas y culturales existe.

Allí en la cordillera, en esa realidad de ostracismos y tristezas; las alegrías se expresan con tristezas y lo festivo con canciones y danzas producto del sincretismo o mestizajes realizados a través de la historia. En el caso norteño las melodías son tristes y poéticas y esas influencias son usos y costumbres si alguien quiere dedicarse al arte. La guitarra, el acordeón o el banjo, son instrumentos enraizados en comunidades consolidadas y muchos pobladores son los artistas del barrio.

Ese es el cosmos de los orígenes de los Guerrero Neira, nacieron en un caserío del distrito de Pacaipampa, pero jamás perdieron la identidad de saberse pacaipampinos y tampoco dieron oídos a las voces racistas en sus primeras presentaciones. Siguieron adelante y el reconocimiento poco a poco se fue haciendo realidad. La sepultura apoteósica de Edita, es una muestra del cariño de miles de seguidores de Piura y el Perú.

Tras este fallecimiento, este Perú contradictorio solidario y fraterno muchas veces, pero excluyente en menor medida, fue testigo de frases racistas. Luego, voces diferentes abogaron por esa interculturalidad que es nuestra riqueza, pero que debe cultivarse. Edita y los Guerrero Neira, son un ejemplo de ese Perú profundo, que aún en sus limitaciones, saben encontrar capacidades para descollar.

Sea esta oportunidad, para mirar lo que realmente es Piura. Aún con sus diferencias se puede desarrollar las potencialidades existentes. Si estas potencialidades son las artísticas podríamos decir que Piura tiene en la creatividad una buena fortaleza.

Pristina 255

Juan Manuel propaganda