Fundación y traslados de Chachapoyas

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por: Miguel Arturo Seminario Ojeda. Hoy la ciudad de Chachapoyas está de aniversario, fue fundada por el capitán español Alonso de Alvarado el 5 de septiembre de 1538. Es una de las ciudades más antiguas del Perú a la usanza española, y la primera vez que la conocí en 1997, me impresionó su encanto serrano, después del equívoco que tenía sobre ella, pues siempre la pensé como una ciudad selvática, pero no es así.

Su encanto está más allá de relacionarla con la fortaleza de Kuelap, con los estudios del doctor Federico Kauffmann Doig, y los de Waldemar Espinoza Soriano sobre Luya y Lamud, y las publicaciones de otros distinguidos estudiosos de esta parte del Perú, que nos han hecho conocer este universo cultural, cuyo centro actual, es la ciudad de Chachapoyas.

La fundación de San Juan de la Frontera de los Chachapoyas, obedeció a las órdenes que el capitán Alvarado recibió de Francisco Pizarro, el 28 de julio de 1538, antes de partir hacia la Jalca, de este modo, el 5 de septiembre de 1538, Alonso de Alvarado fundó la ciudad con el nombre de San Juan de la Frontera de los Chachapoyas.

El 27 de Agosto de 1544 se gestionó el traslado al lugar en el que se encuentra actualmente, y que se eligió por la topografía menos accidentada de este emplazamiento, y porque se facilitaba el ingreso hacia la selva. Es preciso recordar, que la ciudad de Chachapoyas no es la única que experimentó traslados, lo mismo ocurrió con San Miguel, hoy San Miguel de Piura, fundada el 15 de agosto de 1532 a las orillas del río Chira, en el poblado prehispánico de Tangarará. Después vendría la fundación de Cusco (1534), Jauja (1534), Lima y Trujillo (1535), Huamanga y Huánuco (1539), Arequipa en (1540) y otras ciudades y villas, que se iniciaron como tales, en los emplazamientos donde estaban otros centros poblados del antiguo Perú.

chachapoyas

La llegada de la expedición española al mundo de los Chachapoyas fue duramente combatida por los indígenas, que fueron sometidos posteriormente, siendo uno de sus protagonistas el Cacique Guamán; se eligió un lugar con agua, tierras de cultivo, caciques y población nativa. Así nace el 5 de setiembre de 1538, fundada por Alonso de Alvarado, la Ciudad San Juan de la Frontera en el sitio conocido como Jalca, en tierras del Cacique Cuta, designándose como Alcaldes a Gómez de Alvarado y a Alonso de Chávez, y nombrándose como regidores a Gonzalo Trujillo, Gonzalo de Guzmán, Luis Valera, Pedro Romero, Bernardino de Anaya y el escribano Alonso de Rodríguez.

Desde el 6 de setiembre se hizo el reparto de los solares a los conquistadores y también las primeras encomiendas. A poco de la fundación, en el acta del 15 de setiembre de 1538, se daba cuenta que la ciudad había sido trasladada hasta el pueblo de Levanto, 9 días después de la fundación, por ser malsano el lugar anterior; una experiencia que se repetiría con respecto a otras fundaciones en el Perú y América.

La Ciudad experimentó un nuevo traslado, para eso, el cabildo envió a Hernando de Alvarado y a Martín Salazar, ante la Real Audiencia, solicitando la autorización correspondiente, se requería de una mejor ubicación, traslado que se verificó entre 1545 o 1546, desde Levanto hasta Huancas, donde actualmente se encuentra.

Han pasado 480 años de la fundación de Chachapoyas, hermana menor de San Miguel de Piura, y con una experiencia parecida en traslados; igual que Piura, Chachapoyas le ha dado al país hijos ilustres como Toribio Rodríguez de Mendoza, José Braulio del Camporredondo (político, teólogo y parlamentario); Blas Valera (cronista mestizo), Matea Rimachi (heroína de la independencia), y otros tantos personajes de grata recordación.

Jalca y Levanto continuaron con la población indígena que la habitaba desde antes de la llegada de los españoles, y en la época de la independencia se creó el distrito de Jalca, con su capital homónima, que es uno de los integrantes de la provincia de Chachapoyas, tanto como el distrito de Levanto, con el pueblo homónimo como capital.

Pristina 255