fbpx

Un historiador y obrero de la pluma que deja huella

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Miguel Arturo Seminario Ojeda. Transitar por las huellas de la Historia, en un trabajo que se vuelve incansable, cuando de recrear las sendas del pasado se trata. En estos caminos, a veces incomprendidos, conocimos a Teodoro Hampe Martínez, un querido amigo, que aplicando los métodos de la Historia como ciencia, contribuyó a revelar una serie de enigmas sobre el pasado peruano, porque Hampe comprendió oportunamente, que la tarea de descorrer el velo del pasado, y presentar la luz de la verdad, es una tarea sin final.

Hemos sido testigos de la presencia de Teodoro Hampe en la Biblioteca Nacional, en el Archivo General de la Nación, en el Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, en el Instituto Riva Agüero, y en cuanta biblioteca y archivo le presentaba la oportunidad de acercarse al conocimiento del pasado, para pasar del dato erudito, a la interpretación de la fuente, contrastándola con otras, que le permitían acercarse con mayor proximidad a la verdad.

Para Teodoro Hampe, la Historia es una ciencia cuyo interés principal es el hecho histórico, ese protagonismo individual y social trascendente que deja huellas para que los interpretadores de sus mensajes, los aclaren y compartan con los demás. Como ciencia, las verdades de la Historia no son inamovibles, son verdades relativas que no conocen limitaciones, porque ningún tema de investigación se encuentra agotado, la ciencia es autocorrectiva, y Hampe entendió, que a mayor investigación, nuevas luces y mayor claridad en la verdad.

Teodoro Hampe Martínez investigó la historia nacional desde el Virreinato hasta la República, y aunque también ahondó en temas de educación y de geografía, la historia fue su pasión, y así lo conocimos y frecuentamos desde 1985, siempre escribiendo y listo para investigar, porque era un obrero de la pluma, como lo proclamó el mismo, en una conferencia en el Centro de Estudios Histórico Militares del Perú. Y como obrero de la pluma era infatigable, la larga fila de sus artículos publicados en revistas nacionales e internacionales, y los libros que vieron la luz desde diferentes sellos editoriales, son la evidencia de un trabajo que no conoció barreras ni límites, empezó a publicar tempranamente, y en una carrera imparable, no cesó de escribir, hasta unos días antes de su fallecimiento.

Hampe falleció el 6 de febrero de 2016, físicamente ya no está, pero queda su obra, y con toda seguridad cuando se haga su Bíobibliografía, aparecerán temas que desconocemos, porque también publicó en inglés y en alemán, y sus artículos fueron traducidos a otros idiomas.

El tema piuranista fue el puente que lo enlazó conmigo, sus últimas publicaciones sobre Miguel Grau Diputado, y sus interpretaciones sobre la fundación de San Miguel en Tangarará, le dieron bastante reconocimiento por parte de las élites culturales piuranas, por eso se han oficiado misas por su alma, en Sullana, Piura, Tangarará y Suyo, su huella intelectual llegó hasta esos apartados lugares del extremo norte piurano. Tras más de 30 años de amistad, me ha tocado decir adiós, a un profundo investigador que vivirá para siempre, mientras haya estudiosos y amantes de la Historia.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda/Presidente Honorario de la Asociación Cultural Tallán.

miguel arturo seminario ojeda nueva

Pristina 255