fbpx

Sergio Zegarra, el hombre del año en Sullana: Un sembrador de verde y esperanza

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Miguel Arturo Seminario Ojeda. Hace 32 años, mientras leía las libretas de apuntes de Antonio Raimondi, pensaba en el futuro se Sullana, como una ciudad producto de la convivencia armoniosa entre los hombres y la naturaleza. El naturalista la describe en 1868, tanto como a la capital departamental, como lugares de casas blanqueadas, es decir, con gente que entendía que los colorinches no cabían en esta región, porque calientan el interior de las viviendas, y en una época sin electricidad, y sin todos los artefactos que se relacionan con esta energía, era mejor vivir en estrecha relación con el medio que se habitaba.

Mi casa estaba en 1960 mirando hacia el desierto, solo el paso esporádico del ferrocarril nos sacaba de un gran sueño, con los arenales al frente, con esas arenas doradas y salpicadas de mano de ratón frente a mis ojos, imaginaba que alguna vez esa aridez se convertiría en un paraíso. Empecé llevando verdolaga a mi casa para sembrarla en platos viejos de metal, quería que la humedad se mantuviera en la tierra, porque el agua era escasa en esos días, y no era domiciliaria en el área de expansión urbana de Sullana. Con una vecina como Juana Correa de Miranda, las imágenes del desierto empezaron a desaparecer, porque ella hizo sembrar algarrobos a lo largo de la calle Grau, desde la esquina de la avenida Champagnat hasta la transversal Tumbes, haciéndolos regar diariamente con agua de su propiedad, inclusive a veces hasta la transversal Arica.

sergiozegarra2

Hace 30 años conocí a Sergio Arturo Zegarra Pezo y a toda su familia, todos dueños de un espíritu sullanero, no al 100 por ciento sino al mil por mil, era realmente grato intuir, que en la primera oportunidad que se les presentase, manos a la obra, y la ciudad comenzaría a convertirse en un paraíso. Por entonces era raro escuchar hablar de mentalidad ecológica, se vivía de otra manera, de un modo que ya desapareció, sin embargo, en esta familia comprometida con el quehacer cultural, se transparentaba el mundo de inquietudes que me hizo recordar a la mía, porque nosotros crecimos con la música, el canto, la poesía, la pintura y el baile en nuestra casa. El tiempo fue pasando, seguimos creciendo en conocimientos y en propuestas, Y yo desde mi mundo de la Historia y la Sociología, he procurado hacer lo mío.

En lo que va del año, diversos profesionales han sido convocados por el concejo provincial de Sullana, no son pocos los que conocemos, algunos de mucha experiencia. Providencialmente, uno de los convocados es Sergio Arturo Zegarra Pezo, sullanero que se abrió a la vida el 16 de Mayo 1963. Sergio es egresado de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Piura, que al momento cuenta con gran experiencia en dirección administrativa, administración de campamentos, logística, almacenes, control de calidad, recursos humanos y administración patrimonial, por lo que se desempeñó con los cargos de administrador de campamentos, oficinas de coordinación, obras de saneamiento, servicio de alimentación, control de calidad en exportación de mango, jefe de personal, y administrador de campo.

Sus aptitudes de liderazgo, habilidad para trabajar en equipo, alta capacidad de negociación, iniciativa e innovación, pensamiento estratégico y decisiones , capacidad de planeamiento y solvencia técnica, capacidad para trabajar en equipos multidisciplinarios y habilidad para interactuar en todos los niveles de la organización con alto grado de responsabilidad, honestidad, integridad y compromiso con el logro de los objetivos, la municipalidad de Sullana, no se equivocó al considerarlo entre su personal, porque Sergio vive de acuerdo con los nuevos valores laborales, como la innovación y creatividad, a la que se suma la gran sensibilidad humana y su formación y experiencia humanística.

Actualmente, Sergio es el Subgerente de Promoción Ambiental de la municipalidad de Sullana, unidad que se encarga de dar servicio de mantenimiento, mejoramiento y ampliación de las áreas verdes a fin de mejorar el ornato de la ciudad y contribuir en la implementación y ejecución de políticas y planes locales en material ambiental; y para este trabajo, Sergio Zegarra no se esconde tras un escritorio o una oficina de drywall, es al mismo tiempo el obrero que da el ejemplo al maravilloso equipo que le acompaña. Sergio siembra cultura ecológica, sus propósitos son grandes, ambiciosos en el buen sentido del término, la población en su mayoría comprende sus metas, porque cuando hay un capitán como él, los propósitos tienen sentido. Lo que hace por la ecología en Sullana, lo coloca como un hombre comprometido con la transformación de nuestro gran espacio urbano, si hubiese 10 Sergios Zegarra en Sullana, trabajando como lo hace, que maravilla.

Para su desempeño laboral actual, le han servido sus cursos “Riego por aspersión por pivote central“, Especialización en Riego Tecnificado, Producción y exportación de banano orgánico, cómo exportar a los Estados Unidos con los beneficios de un Tratado de Libre Comercio“ , “Capacitación para asistencia técnica del cultivo del Algodón Pima“, Evaluación del Impacto Ambiental“. Es decir es un hombre que conoce a la naturaleza, sus bondades y su manejo; y los diplomados en “Gestión de Recursos Naturales e Impacto Ambiental “ y “Saneamiento Ambiental “, “Política y Participación Ciudadana “, entre otros.

En lo que va del año, el verde florido, el verde esperanza, y todos los verdes han ido creciendo como nunca en Sullana, se han multiplicado en la ciudad y en sus alrededores, asociados a las manos de Sergio Zegarra, y al equipo profesional y de voluntarios que le acompañan, es envidiable, si yo estuviese en Sullana, me sumaría a ese equipo voluntario que trabaja por hacer de Sullana una ciudad verde, como soñaba cuando viví en la ciudad de Córdoba, Argentina, entre 1973 y 1979. Sergio da más allá de lo que las obligaciones contractuales le exigen, su compromiso con el ornato, con lo ecológico, la hacen trascender en medio de este 2015, por lo que merecidamente considero que es EL HOMBRE DEL AÑO 2015 en Sullana, y en donde haya sullaneros, que a través de la magia de las redes sociales y todas las vías de internet, se enteran del imparable trabajo de este ingeniero muy querido en La Perla del Chira, es decir en la ciudad de Sullana y en sus contornos provinciales.

sergiozegarra1

 

Pristina 255