Yeah! Marcavelica sounds great for tourism

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por: Nelson Peñaherrera Castillo. El colegio Andrés Avelino Cáceres de Mallaritos, un pueblo que por nuestra desordenada expansión urbana es ya parte del área metropolitana de Sullana (pero en el distrito de Marcavelica), ha presentado un interesante proyecto durante la Feria de Ciencia y Tecnología que se desarrolló este viernes 6 de setiembre… o al menos ese día fue que, por pura casualidad, Marco Flores, uno de mis compañeros se la halló en la Plaza de Armas de Sullana.

El caso es que él me llamó entre entusiasmado y embobado, algo que siempre le sucede, para contarme que se había topado con que el plantel en mención presentó un proyecto llamado “Promoting Marcavelica District” (Promoviendo el distrito de Marcavelica, en español), el que consiste en plantear un circuito turístico para ese territorio que representa el 31% de la superficie provincial, y que, entre otros atractivos, tiene una porción del Parque Nacional Cerros de Amotape, gran parte del Coto de Caza el Angolo, el Agua de la Leche, el paisaje de cocoteros y Tangarará.

coto de caza el angoloCocoteros | Foto: El Regional Piura.

Según me contó Marco, los folletos que el colegio entregó incluían información turística en español y en inglés, o mejor dicho al revés, y como supondrán, la idea me mantiene entusiasmado al punto que quiero conocer a los y las estudiantes que lo presentaron y al o a la docente who advised it… Excuse me, digo, perdón, que lo asesoró todo, o a quien haya sido quien tuvo tan brillante idea, porque lo fue.

La noticia se escapó de mi radar por estar demasiado concentrado en un nuevo proyecto que venimos desarrollando desde inicios de agosto, llamado “Una buena historia para compartir”, que posee dos componentes: transmisiones de video en vivo mediante las que destaquemos los ángulos positivos de personas, costumbres o lugares varios, y experiencias en vivo mediante las que apliquemos introspección a nosotros mismos y a nosotras mismas (a quien le duela el lenguaje inclusivo, lo siento) para sentirnos orgullosos y orgullosas de quienes somos, y proyectarlo a todas partes. Sí, al infinito y más allá.

[Mira el episodio estreno de “Una buena historia para compartir”: https://www.youtube.com/watch?v=aE58oIbNyEE ]

Antes de que alguien me endilgue milagros ajenos, tengo que decir que la idea original no es mía sino de Francesco Navarrete, quien, durante una fiesta familiar se puso a hablar conmigo sobre las cosas buenas que tiene Sullana y me desafió a desarrollar el formato, algo que eventualmente hice y sigo haciendo. Al cierre de esta columna, ya tenemos cinco episodios transmitidos, y esperamos completar la temporada estándar actual de trece (a menos que aparezca un super patrocinador y hagamos una completa de 24 episodios), a la vez que estamos desarrollando la metodología de las experiencias en vivo sobre las que podrán enterarse si siguen nuestra fanpage https://www.facebook.com/BHCoficial

Volviendo al tema del proyecto presentado por el colegio Cáceres de Mallaritos, también me entusiasma porque se sale de ese ‘status quo’ de que las ideas escolares son solo para consumo local. Lamento decirlo pero esa visión no es de los chicos y las chicas, sino de los adultos y las adultas quienes creemos que nada vale la pena, así que donde estamos, estamos bien. Y no es así. En “Tus zonas erróneas” a eso le llaman “zona cómoda”.

[Episodio transmitido desde Marcavelica: https://www.youtube.com/watch?v=DqNaysroECg ]

Al margen de lo que diga la izquierda en el Perú, que a mi juicio es el actual enemigo máximo de cualquier emprendimiento, especialmente el turismo, a donde debe proyectarse todo el departamento de Piura no necesariamente es hacia adentro. Mejor dicho, aparte de proyectarse hacia adentro, tiene que proyectarse hacia afuera, al mundo, al planeta… bueno, y si tengo teóricos de la conspiración entre mis lectores y lectoras, más allá del planeta. Servidos y servidas. Sigamos.


Y si vas a proyectarte hacia afuera, la mejor manera de endulzar a un o una potencial turista es hablándole en su idioma. Fíjense que las redes sociales tienen unas herramientas analíticas que permiten saber de dónde te están siguiendo y en qué proporción. Al menos, Twitter y Blogger sí las tienen, y aglomerando los datos de las cuentas que administro o produzco, si bien el Perú parece ser uno de los mercados fuertes, en realidad quienes nos están viendo con muchísimo interés son los Estados Unidos y el Reino Unido. ¿Por qué? Porque aparentemente somos algo así como que los protectores del clima mundial. Digo, acá no tenemos tanta contaminación como por allá, entonces que tenemos el privilegio de ser uno de los últimos reductos del aire limpio planetario. ¿eso vende? Sí, vende y como cancha.

[El autor presentando un programa en inglés: https://www.youtube.com/watch?v=QKKaVgCsL_I ]

Pero vamos a las métricas y los demográficos. Tanto EEUU como RU no hablan español sino inglés, y fíjense que desglosando más, qué lugares de ambos países están interesados en todo lo que decimos y ponemos en las redes sociales, pues tenemos: toda la costa este estadounidense (especialmente Nueva York, Nueva Jersey y la Florida), el centro industrial de los Grandes Lagos (en especial Michigan), el sur petrolero (en especial Texas), y la costa oeste (en especial California); y cruzando el charco, nos siguen en toda el área metropolitana de Londres y por extensión en Inglaterra (uno de los países que forma el RU, o UK como se dice en inglés).

Por alguna razón, la gente que gana entre 100 mil a 200 mil dólares anuales está interesada en lo que difundimos, le encanta desde el arte hasta las mascotas, compra ropa de marca, y mayormente nos siguen cómodamente en un equipo de escritorio, como las computadoras clásicas o las laptops. O sea, what? Ah, y sobre sexo de quienes nos siguen, por cada once varones hay nueve mujeres.

¿Toda esa información te da una bendita red social? Sí, gente. ¿No lo sabían? Jajaja. Por eso muchos especialistas en informática están insistiendo en que cuidemos nuestra huella digital, es decir, las cosas interesantes o las estupideces que compartimos desde Facebook hasta Whatsapp, y que ahora pesan más que todos los certificados que pongas documentando tu hoja de vida (ahora ya sabes por qué no pescas chamba hace meses).

Solo para que no me digan pro-gringo, los otros mercados que nos miran con mucho interés, pero en menor grado, son México (DF, Estado de México, Guadalajara y Nuevo León), Argentina (Gran Buenos Aires), Chile (Región Metropolitana de Santiago), España (Comunidades de Madrid y Cataluña), Japón, Jordania, Alemania y Brasil. Más o menos en ese orden.

Y aquí desmitificamos algo que nos está vendiendo el mercadeo: que China nos sigue, y la verdad es que no lo hace. Y no es que Trump tenga algo que ver; simplemente no nos siguen.

[Mira el episodio de “Una buena historia para compartir desde Tangarará: https://www.youtube.com/watch?v=BJJ07k9yuUs]

Ahora bien, y parándome sobre la idea del Cáceres de Mallaritos, ¿tenemos una oferta que pueda lograr una decisión de visita por este público potencial? No lo sé. Tendría que investigar más a fondo, pero viendo la realidad, parece que no.

Solamente en el tema turístico, las operadoras actuales están enfocándose en mercado local, lo que me parece bueno, pero no siento que estén tratando de conquistar mercados globales. Para comenzar, uno de sus problemas es que a duras penas hablan español, sus estándares de atención (me consta) son lentos y desordenados, hay demasiada informalidad, y cuando les dices “difundamos”, la mariposa regresa a su capullo y no sale ni con orden judicial. Sí, esas son buenas noticias para mí porque me permite desarrollar un modelo innovador en esta industria, especialmente en los rubros de transporte, alojamiento, alimentación y administración de la experiencia, donde todavía estamos en fase Neanderthal.

El otro aspecto es que con esto de la “parología”, la verdad que no provoca invitar a nadie a que venga. Digo, si lo traes y, porque Dios sabe qué moscas, alguien bloquea una carretera (que es delito en el Perú), y encima te agrede a pedradas, ¿entonces para qué arriesgarte? Y lo peor es que luego los dirigentes salen con la cínica, porque es cínica, cantaleta de que “somos pobres por que el Estado no nos atiende”. ¡Ya pues! No seamos tontos ni tontas, si bloqueamos carreteras, ¿cómo diablos llega el Estado? ¿Ahora se dan cuenta de otra falacia alimentada por la izquierda? Y ya saben que yo no tengo problemas con que la gente proteste, pero que lo haga de forma creativa.

Volviendo a lo que hicieron estos chicos y estas chicas de Mallaritos, que no es estrictamente protesta, es mas bien una propuesta creativa. La sola actitud de ir más allá de su realidad, es para mí uno de sus mayores valores. Tendría que sentarme a conversar con ellos y ellas para ver cuánto vuelo querían darle al tema en todo caso, al margen de si ganaron o no ganaron premio. Y ojo que eso no obvia el deseo de conocer a los ganadores y las ganadoras de la feria, que si lograron destacar, fue por mérito propio, y ésa es una buena historia para compartir.

Yo creo que los adultos y las adultas deberíamos seguir viendo a nuestra adolescencia como maestra, siempre que haga cosas positivas como ésta: nos recuerda que jamás debemos renunciar al ideal de conquistar el mundo, de hacerlo un mejor lugar para vivir, y de que sea justo y próspero para todos y todas sin excepción de ningún tipo. Felicitaciones a todos los chicos y las chicas que nos siguen enseñando esa lección, y perdonen si algunos de nosotros a veces queremos verles por sobre el hombro. No es que lo que ustedes hacen no tiene valor; lo que pasa es que cuando crecemos y nos frustramos o reprimimos en nuestros ideales, terminamos creando un mundo que desanima hasta el mismísimo Dios. Jamás sigan nuestro mal ejemplo.

[Opina en tus redes sociales usando el hashtag #columnaNelson]

Pristina 255

Juan Manuel propaganda