Sullana: Han pasado 4 años y no ha cambiado nada en desagües y pestilencias

Editorial
Typography

ERP. Los sullaneros están próximos a terminar otra gestión municipal y las cosas no han cambiado en la ciudad de Sullana. Al contrario, el problema central que está relacionado con los afloramientos de desagües, pestilencias y suciedad se han extendido por diversos sectores y otros asentamientos poblacionales en un triste y lamentable espectáculo que perjudica a una provincia que tiene mucho.

Hace 4 años, el alcalde Jorge Camino Calle y su gestión sumieron a la ciudad en una enorme laguna de oxidación. Las aguas servidas se desplazaban por el canal vía y muchas familias realizaban artilugios para evitar que los excrementos se extiendan por sus viviendas ubicadas en los sectores como Pilar Nores de García, A.H. Sánchez Cerro y otros. El llamado desesperado de esta población facilitó que la televisión nacional haga un informe sobre esta lamentable realidad.

Desagues Canal via03

Hace 4 años, la ciudad terminó inundada en desagües, la situación no ha cambiado

Los sullaneros eligieron nuevas autoridades y se creyó que podría resolver en algo la situación presentada. Transcurridos 3 años y medios la incapacidad de Carlos Guillermo Távara Polo es manifiesta, las aguas servidas, los desagües, las pestilencias no son solo del Canal Vía, se han multiplicado en los asentamientos humanos Santa Teresita, Nueve de Octubre, El Obrero y también en el cercado mismo conforme lo hemos informado en amplitud en este medio.

A pocos meses de irse del gobierno, la gestión de Távara Polo no ha resuelto los problemas mencionados. Los millones para resolver el alcantarillado se han ido multiplicando; las empresas responsables de ejecutar los trabajos son improvisadas y los proyectos se hacen sin tener la participación de los profesionales locales. Se siguen escuchando de millones para ejecutar la PTAR y otros proyectos y no se avizora en el mediano plazo que existe una propuesta integral para devolver la normalidad a la segunda provincia en población de la región Piura.

Ex alcalde y alcalde actual no pudieron resolver tema de desagües

Se podría decir sin lugar a equivocarnos, que el alcalde y los regidores de la gestión anterior se fueron entre desagües, excremento expuesto y pestilencias; y, el actual, se despedirá de la misma manera. No hubo, no existe cambio sustantivo y lo único que se percibe es una angurria por esconder los proyectos, trabajarlos debajo de la mesa, ser formulados por profesionales sin la experticia debida y lo peor, coordinados por personas incompetentes.

persisten problemas saneamiento 2

Problemas de alcantarillado expuesto en viviendas de Santa Teresita

Durante la gestión de Jaime Bardales se gastó más de un millón de soles en formular un estudio que después no sirvió para nada; en la gestión actual, se gastó otro tanto en un expediente técnico que ha sido cuestionado y se sigue gastando dineros públicos para reformular lo que antes se hizo. Esta situación se llama incompetencia e irresponsabilidad.

Pese a todo el despilfarro realizado, debido a la poca preparación del alcalde Távara en temas de saneamiento, se dejó engañar con cantos de sirena y creyó en quienes no estaban capacitados y al contrario desoyó a funcionarios con mayor formación para entender los problemas del desarrollo urbano. 

[Leer también: Arq. Lizardo Yáñez Cesti: Problemas técnicos de PTAR fue alertado a alcalde Távara Polo]

Sullana no requiere remiendos y menos de profesionales que no tienen la experticia en la parte técnica. Requiere contar con recursos humanos que conozcan de saneamiento y que participen en la elaboración de un plan integral que resuelva de manera definitiva un problema que afecta la vida y la salud de las personas y además, perjudica el desarrollo futuro de miles de sullaneros y sullaneras que quieren tener una vivienda digna, vivir en una ciudad con servicios eficientes y sin estar expuestos a este tipo de condiciones.

Si antes, muchos se hicieron alcaldes enarbolando la bandera de la contaminación del río Chira, al menos se espera que en esta oportunidad los sullaneros tengan una autoridad enarbolando de manera seria y confiable, la solución al problema del alcantarillado. Un sistema que funcione en cobertura y en calidad bien y que las calles no reemplacen a las alcantarillas.

Sullana tiene 300 mil habitantes, no puede estar expuesta de esta manera. Requiere solución, profesionalismo y mucha responsabilidad. Esa tarea corresponde a las autoridades municipales, a la sociedad civil y fundamentalmente a la población misma.

[Leer tambieén: Persisten problemas de saneamiento en Sullana por demora en obras para resolverlosPersisten problemas de saneamiento en Sullana por demora en obras para resolverlos]

Diario El Regional de Piura